viernes, 31 de diciembre de 2010

Prensa y Coherencia, esa dicotomía.

Del mismo modo que no tendríamos por qué elegir entre la hamburguesa y las patatas, entre el pan y el jamón serrano, entre el autobús y el asiento, tampoco deberíamos tener que elegir entre la prensa y la coherencia. Pero en lo que desde Larra hasta la transición ha venido en llamarse "este país", es difícil encontrar un diario coherente con sus propias afirmaciones.

En el último mes, en medio de esa furia legisladora que caracteriza el cierre del año (la ley orgánica de acompañamiento de los presupuestos, últimamente llamada de economía sostenible, es el embudo a través del cual se introducen anualmente las principales reformas de las normas existentes), se ha estrellado contra los muros parlamentarios la ley Sinde. Una norma que buena en sus intenciones, pero, sostenían los internautas, mala en cuanto a sus procedimientos.

Dejando aparte la disputa sobre si era necesario o no reformar por enésima vez en la década la ley de derechos de autor, merece la pena examinar la actitud de las líneas editoriales frente a la misma.

He de reconocer que no leo absolutamente toda la prensa española. Pero hasta prácticamente la mitad del año, La Razón, El Mundo, 20 minutos y ADN han estado disparando bajo la línea de flotación de la ley Sinde, concediendo más espacio a los argumentos de los internautas y menos a los de la Sgae. Irónicamente, para los mismos diarios que eliminaron el derecho de cita, para los mismos que acusan a Google de beneficiarse de los enlaces hacia sus webs, la actitud de las entidades de gestión era intolerable y causaba graves daños a los pequeños empresarios y a las telecos.

Y, de repente, todo cambia. A partir del verano empieza a concederse cierto espacio a los representantes de las entidades de gestión, si bien siempre equilibrado con el de los internautas. Se comienza a enviar un doble mensaje. Pero, hasta que no fracasa la ley Sinde, ningún diario se atreve a mostrarle su apoyo con grandes titulares.

Como en el caso de los grandes hombres, el reconocimiento llega tras la muerte.

No sé si la actitud de los diarios tiene que ver con alguna campaña de concienciación hacia la prensa lanzada por los autores o es que de repente los consejos de administración han llamado al orden a los redactores. Pero se ha perdido la ocasión de mostrar coherencia. Es cierto que (afortunadamente) la coherencia es un valor de izquierdas, y los diarios mencionados pertenecen a la derecha, cuando no a la reacción. Pero uno esperaría que sobre ciertos temas hubiera una línea editorial.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Pirámide mágica


Existen multitud de variantes del sudoku, y, después de haber visto los Triazzles se me ocurrió una nueva variante, que curiosamente nadie había considerado aún (a pesar de que existen otras cuatro variantes triangulares del sudoku: tridoku, trid, kropki y sudoku triangular).

Mi versión triangular del sudoku, que llamaré pirámide mágica, se limita a utilizar los números del 1 al 4, y a intentar colocarlos en un triángulo de 4 casillas de lado sin que se repitan en los diversos triángulos de lado 2 que éste contiene. He investigado un poco, y el número de pirámides mágicas posibles es 768, un número quizá demasiado grande, por lo que quizá tendría que hacer extensiva la regla a los triángulos internos de lado 3, aunque eso me obligaría a utilizar un conjunto mayor de cifras.

Para más información, podéis consultar este libro de excel que calcula todas las pirámides de lado 4 posibles, o este documento que describe el juego y el algoritmo que he empleado para resolverlo.

martes, 28 de diciembre de 2010

Tocayos en la red

Creía que ya había tratado en mi blog del tema de los tocayos en la red, pero tras una búsqueda rápida no lo he encontrado. Se trata de personas que comparten nuestro nombre, apellido o iniciales, y tienen por tanto una dirección de correo parecida a la nuestra. Tan parecida, que a menudo se confunden y dan nuestros datos a sus amigos.

Que nos llegue su publicidad es molesto, pero siempre podemos borrarla o clasificarla como basura. Pero cuando nos llegan correos personales o de negocios, surge en nosotros cierta angustia.

Fui uno de esos friquis que se apuntaron en su día al programa de prueba de gmail, y pude tener mi cuenta antes de que ninguno de mis amigos la tuviera. Gracias a ello, mi dirección de correo electrónico de gmail es mi nombre seguido de mi apellido, detrás de lo cual van la consabida arroba y el dominio. Fue una de las cosas de las que me sentí más orgulloso en una época en la que, la verdad, tenía casi tan pocas razones para sentirme orgulloso como ahora. Pero, con los años, me he dado cuenta de que es una estupidez, porque si hubiera tenido una cuenta más difícil quizá no hubieran coincidido tantos conmigo (O quizá sí: mi cuenta de hotmail, que aparece en el margen derecho, recibe innumerables mensajes de listas iraníes. Cada vez que me des-suscribo de una, alguien me suscribe a otra...).

Es tan simple mi cuenta que muchos se confunden, y me llegan sus extractos bancarios, sus billetes de avión, sus fotos familiares. En los últimos años, he recibido:
  • Una confirmación de reserva de un español en un hotel de España. Afortunadamente, conseguí que se pusiera en contacto conmigo para darle los datos de la reserva.
  • Un billete aéreo electrónico de un filipino. No conseguí contactar con él. Espero que pudiera tomar su vuelo... (Chicos: ¡¡imprimid siempre la confirmación, no esperéis a que os llegue el correíto, que esto os puede pasar a vosotros!!)
  • Un montón de presupuestos para diversas instalaciones en una propiedad de Chile, así como mensajes acerca de su contabilidad interna. En todos los casos contacté con quien los enviaba y les pedí que usaran otro medio para enviar sus mensajes
  • Fotos familiares. Las enviaba alguien al abuelo de sus hijos. Además de "rebotarlas" al remitente, conseguí averiguar la dirección del destinatario (un amable uruguayo) para pedirle que tuviera más cuidado al dar su dirección. También he recibido otros mensajes personales, como felicitaciones del día del padre (os juro que no era mi hija quien la envió). A veces, estas personas se equivocan y me invitan a facebook.
  • Extractos bancarios de dos bancos chilenos. Creo que pertenecen a la misma persona (aunque en uno de ellos aparece con algo parecido a un mote), y durante un tiempo sospeché que quizá coincidieran con mi otro tocayo, el de la empresa chilena antes mencionada. Me he des-suscrito dos o tres veces del primero, y ahora he comenzado a recibir extractos del segundo, del que tengo esperanzas de des-suscribirme gracias a que uno de los correos está enviado por una persona real.
  • Por último, mensajes dirigidos a miembros de grupos de trabajo universitarios (del tipo "encárgate tú de esta parte" o "no seas huevón, que hay que entregar mañana y no has hecho nada"). Destinados a tocayos estadounidenses y dominicanos. Siempre me causan la desazón de pensar que, como haría un estudiante español, se están enviando la noche antes de que acabe el plazo de entrega, y suelo rebotarlos sin muchas esperanzas.


No sé si mi comportamiento habitual será el más apropiado. Consiste en buscar datos personales en el mensaje y compararlos con mi lista de "tocayos conocidos", investigar direcciones alternativas en google o facebook, y componer un mensaje para el remitente advirtiendo que gmail no distingue entre abc@gmail.com y a.b.c@gmail.com. Quizá fuera mejor que dejase que esos mensajes se fueran a la papelera, sin notificación ninguna. De hecho, me consta que hay mucha gente a la que le gusta registrarse en los sitios con nombres genéricos como johnsmith@gmail.com, alejandrosanz@gmail.com o el mío. Pero me parece más oportuno advertir a quienes han dado una dirección incorrecta, no sea que algún día necesiten que les lleguen sus correos.

Hasta aquí os he soltado mi rollo. ¿Qué opináis vosotros?

jueves, 23 de diciembre de 2010

Llaves USB con forma de llave: problemas y soluciones

En las navidades pasadas, un grupo de alumnos vendió en nuestro instituto unas cuantas "llaves USB" o "lápices de memoria USB" con la original forma de llave (abajo, una foto en baja resolución). Varios profesores y alumnos las compramos por su original diseño, pero poco a poco descubrimos que tenían un pequeño problema que podría solucionarse fácilmente si entendíamos su causa.

Hace poco vi que estos aparatitos aparecían en la promociones de una aseguradora, así que puede que el número de afectados por su diseño se amplíe. Por eso creí conveniente escribir este pequeño artículo.

Estas llaves tienen un pequeño problema: Su clavija USB macho ("USB AM") no es estándar, pues, para hacerlas más ligeras, el extremo que se inserta no es rectangular, sino que se ha eliminado uno de los lados largos del rectángulo formando una expecie de U ancha. A causa de ello, no se sujetan adecuadamente en aquellas clavijas USB hembra ("USB AF") que permitan cierta holgura, o que estén colocadas con los contactos hacia arriba. El peso de la carcasa metálica empuja el "ojo" de la llave hacia abajo. Aprovechando la holgura, la llave se mueve, lo que resulta en un mal contacto de los elementos conductores.



Por tanto, a menudo surge alguno de estos problemas:
  • El ordenador no reconoce estas llaves USB
  • El ordenador detecta un cortocircuito al insertar la llave y se resetea para proteger el sistema


Existen dos soluciones fáciles para el problema:
Solución chapucera: Colocar un trozo de papel doblado u otro material no conductor en la holgura, de forma que la llave USB encaje firmemente.
Solución sofisticada: Utilizar un alargador USB (un cable con "USB AM" en un extemo y "USB AM" en el otro) para poder colocar nuestra llave USB sobre una mesa u otra superficie horizontal estable, de forma que no haya malos contactos debidos al peso.

Yo normalmente utilizo la solución 2, pero, si no os apetece tener que cargar con un cable de extensión USB, siempre podéis utilizar el método del papelito.

NOTA: Este truco os puede servir para otros aparatos USB que utilicen versiones más "ligeras" del enchufe USB plano. Sin embargo, casi todos los aparatos USB de ese tipo que conozco son tan pequeños que no se producen movimientos debidos al peso.

Identidad nacional...

En su libro Repensando el Multiculturalismo (Itsmo, 2005) Bhiku Parekh indica que un error común en muchas naciones es definir la identidad nacional refiriéndola a un único grupo, lo que causa problemas a la hora de integrar en el estado-nación a quienes pertenecen a otras etnias.
Esta identificación con un solo grupo puede ser explícita, describiendo la nación como la patria de cierto pueblo (por ejemplo, los casos del Estado de Israel o de las naciones Balcánicas) o implícita, asumiendo valores propios de uno de los pueblos que habitan en la nación (por ejemplo, al hablar de la India, Parekh indica que, aunque al elaborar la constitución se trató de evitar cualquier referencia a una etnia concreta, el lema de la india se extrajo de un pasaje literario hindú, y no de uno musulmán o sij).

La identificación de la nación con una única cultura genera cierta hostilidad en grupos de la población, que pueden crear su propio mito nacional a menudo basado en agravios históricos reales o imaginarios. Un mito nacional que, de nuevo, sería tan excluyente como el mito oficial.

La identidad nacional no se debe basar en valores, formas de pensar o sentimientos del grupo mayoritario, sino en una estructura política y otros puntos de acuerdo de toda, o casi toda, la población (no en tanto grupo sino en tanto individuos). Y en ese sentido resulta curioso cómo ciertos países son capaces de construir identidades capaces de englobar a distintos grupos. Los gestos de sabiduría política son útiles para mantener la cohesión del grupo en torno a valores que, en principio, parecerían difíciles de compartir. Así, Parekh menciona que el príncipe Carlos de Inglaterra reinterpretó la relación institucional del monarca con la religión en términos ecuménicos.

Parekh no da soluciones, sólo pistas y guías. Él mismo indica que es imposible llegar a respetar todas las reglas que formula. Sin embargo, me gustaría ser capaz de aplicar esas reglas a la formación de una identidad nacional en mi propio país. Abandonar los mitos regionales y autonómicos y crear una identidad de España en la que estén todos representados. Donde la variedad geográfica del país sea un valor en sí mismo, como querían, quizá cándidamente, los socialistas de los ochenta. Donde el uso la lengua nacional, el castellano, no suponga el desprecio de otras lenguas. Donde la geografía nacional no implique una apropiación de lo gallego, asturiano, cántabro, vasco, castellano, etcétera por el estado, sino un deseo de compartir con todo el país lo que nos une y nos diferencia.

Fuera de la geografía y de la lengua, hay muchas cosas que nos podrían unir. Por ejemplo, los valores constitucionales de la transición, que, sin embargo, han empezado últimamente a subastarse a la baja. Antes de dejar que se pierdan, o de que los pierdan por nosotros organismos supranacionales y corporaciones multinacionales interesadas en ello, podríamos tratar de recuperarlos.

Porque, si no, habremos conservado el estado español, pero habremos perdido España.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Preparando las navidades... más recortables.

El año pasado, en uno de mis especiales de Navidad, dediqué unas líneas a las páginas dedicadas a publicar recortables para imprimir, recortar y pegar. Recientemente descubrí que el fabricante de mi impresora, Canon, ha puesto a disposición de todos los internautas una página llena de proyectos de recortables, tarjetas de felicitación, adornos navideños y todo tipo de elementos para gastar tinta y papel en cantidades industriales. Así que si vais a tener que haceros cargo de un niño aburrido estas navidades, ya estáis visitándola.

Leyendo sobre teoría política... liberalismo.

Hasta que mis recientes estudios me hicieron acercarme a la lectura de teoría política, nunca tuve muy claro qué era el liberalismo. Sabía solamente las cuatro cosas claras que debía explicar a los alumnos en las horas dedicadas a historia de esa asignatura-comodín que es ASL. Y también sabía que, por alguna extraña razón, la derecha protegía encarnizadamente la libertad (sobre todo la libertad económica, como aquel personaje de Clarín para quien libertad era sinónimo exclusivo de librecambio) mientras se resistía a conceder cualquier otro derecho al hombre. Pero no sospechaba hasta qué punto era negativa esa teoría liberal sobre la libertad.

El progreso era antes progreso económico que humano; todos los hombres "eran creados iguales", pero ello no impedía la esclavitud del que se creía creado para servir, ni el robo de tierras del que se creía incapaz de cultivar su tierra (pues la cultivaba de modo no occidental). Las "verdades evidentes" de la constitución norteamericana cedían ante un racionalismo económico ciego que sostenía que había que favorecer a los más dotados para crear prosperidad.

Si los románticos hubieran leído más a Locke y Mill quizá huberan sido conscientes de que los crímenes en nombre de la libertad ni siquiera estaban justificados por sus fines. Quién sabe, quizá don Álvaro se hubiera despeñado antes, y don Juan no hubiese encontrado redención. No sé si es que ignoraron que el hombre que persigue la libertad es ambicioso, soberbio, individualista, sí; pero juicioso, calculador, astuto, y rechaza la violencia: no inicia una guerra si no es estrictamente necesario, y, aun cuando lo es, prefiere que sean otros los que manchen con sangre sus manos.

El espíritu de libertad que veo en Locke y Mill (según mis todavía reducidas lecturas) es el de lo que en la segunda mitad del XIX daría en denominarse un moderado: quizá coincida con las convicciones de un Martínez de la Rosa, que pasó del furor romántico de La Conjuración de Venecia (una obra, sin embargo, maquiavélica y moderada salvo por el fantasma del parricidio) al sillón ministerial más apropiado para sofocar revueltas.

Lo que he leído sobre las versiones modernas del liberalismo no me tranquiliza más. Parece que todas condenan a quienes son incapaces de compartir una serie de valores básicos de la ciudadanía a la occidental (que para algunos autores siguen siendo valores básicos humanos) y permiten la marginación por el propio bien de la sociedad.

El liberalismo dotó las sociedades modernas de un mecanismo relativamente más justo de gobierno, pero ha potenciado enormemente el individualismo. Ha reducido el poder del estado, pero ha permitido la creación de imperios comerciales y, por tanto, privados. Ha insistido sobre la necesidad de unir a los ciudadanos en una nación cohesionada para que se sientan dueños de la soberanía, pero no ha sabido dar respuesta a la diversidad cultural presente no sólo en el contacto entre naciones, sino dentro de cada nación misma.

El liberalismo es, como toda teoría política, una utopía irrealizable. Si en nombre de la libertad se han creado carnets de identidad, se ha llenado de cámaras las calles y los bolsillos de los ciudadanos, y se ha anulado parcialmente el derecho al secreto de las comunicaciones consagrado en la constitución, en nombre del individualismo se ha convertido un parlamento que debía representar a los ciudadanos en un terreno de juego para los lobbies que representan a las corporaciones, mientras la nación, el tercer pilar, se ha ido diluyendo dentro de un mundo donde los estados tienen muy poca fuerza.

Sigo esperando conocer alguna una teoría política y moral capaz de explicar y mejorar el mundo actual, aunque mis esperanzas son pocas. ¿Tan difícil es aunar la libertad individual con un sentimiento de solidaridad que consiga, por lo menos, cierto efecto profiláctico? ¿Una idea de bien que no admita la tiranía del estado ni de la religión, pero tampoco la del poder económico ni la de los medios de comunicación? ¿Una manera de pensar según la cual Gandhi o Teresa de Calcuta puedan ser consideradas personas buenas?

sábado, 11 de diciembre de 2010

Dos de literatura...

Por qué los jóvenes no leen
A través del portal de la UNED encuentro un programa reciente de Hora 25 que analiza por qué los jóvenes no leen. En ella, una profesora de la UNED y un profesor del I.E.S. "San Juan Bautista" discuten estrategias para hacer llegar el texto a los alumnos, así como los principales problemas:
  • La selección de textos, a veces obligada por el currículo.
  • La priorización de la búsqueda de información sobre la comprensión real o apropiación del texto, incluso en las pruebas de evaluación oficiales.
  • La exposición temprana de los alumnos a la historia de la literatura, incluso antes del estudio de los mismos períodos en la asignatura de historia.


Revista sobre microrrelatos
Buscando otra cosa, he encontrado una revista mexicana que se dedica a analizar cuentos y microcuentos; principalmente, estos últimos. Se llama El cuento en red y publica en línea. A pesar de mi horror a la lectura en pantalla, encuentro interesantes dos artículos que tratan de definir el género del microcuento: "Breve manual para reconocer minicuentos", de Violeta Rojo, y "Los estudios sobre minificción: Una teoría literaria en lengua española", de Zavala, Lauro.

EDICIÓN [28/12/2010]:
Poco después de escribir el artículo anterior encontré en una revista de la Uned otro artículo sobre teoría del microcuento: Francisco Álamo Felices: El microrrelato. Análisis, conformación y función de sus categorías narrativas, UNED. Revista Signa 19 (2010), págs. 161-180

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Estado de alerta

El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de quince días, dando cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo. El decreto determinará el ámbito territorial a que se extienden los efectos de la declaración.


Constitución Española, artículo 116.2


El Gobierno, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución podrá declarar el Estado de Alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad:

  1. Catástrofes, calamidades o desgracias públicas, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud.
  2. Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves.
  3. Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos 28.2 y 37.2 de la Constitución, y concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo.
  4. Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad.

Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los Estados de Alarma, Excepción y Sitio, artículo 4



Resulta curioso que para solucionar la Crisis de los controladores se haya recurrido al estado de alerta. Se supone que la movilidad es un derecho, sí, pero el cierre de aeropuertos no dificulta el uso de transportes alternativos en la misma medida que las huelgas de camioneros y taxistas (que normalmente se dedican a congestionar calles), ni amenazan con el desabastecimiento.

Además, el transporte no es tan esencial como para no estar gravado con tasas aeroportuarias, impuestos especiales y un IVA de tipo general.

Por otro lado, y aunque ya se sabe que las comparaciones son odiosas y no tienen validez jurídica ninguna, las condiciones necesarias para invocar el estado de alarma se han cumplido más claramente en otros casos de conflictividad natural o social:
  1. Desastres naturales, como las cíclicas inundaciones, sequías e incendios forestales. Accidentes graves, como la catástrofe del Prestige (2002) o la rotura de la balsa de Boliden en Aznalcóllar en 1996 (accidente que volvió a nuestra memoria después de los trágicos sucesos de Hungría en octubre de este año).

  2. Crisis sanitarias como la crisis del síndrome tóxico (ocurrida meses antes de la aprobación de la ley orgánica 4/1981) o las crisis sanitarias con riesgo de contaminación a gran escala producidas por diversas huelgas de recogida de basuras en verano.

  3. Respecto de la paralización de servicios públicos esenciales, mi lectura es que sólo se puede invocar cuando no se respete el derecho a la huelga (28.2 de la constitución), o no se respeten los servicios mínimos regulados por ley (37.2 de la constitución), y además de todo lo anterior se den las circunstancias previstas en las letras a, b y c, es decir, que el no respeto de los servicios mínimos no basta: han de estar unidos a riesgos sanitarios o catástrofes. Es decir, es muy difícil que concurran todas las circunstancias y de hecho no concurren en este caso. Sin embargo, podríamos pensar que concurrirían durante una huelga sanitaria (circunstancia que sí se ha dado en varias ocasiones, sin suscitar la activación del estado de alarma).

  4. Respecto del riesgo de desabastecimiento, último punto que aparece en las condiciones, sí se ha dado en varias ocasiones, y nunca se ha activado el estado de alarma.


Personalmente, creo que:
(1) El estado ha obrado ilegalmente al invocar el estado de alarma, pues la redacción del artículo cuatro letra (c) de la ley orgánica 4/1981 establece que la imposibilidad de garantizar lo establecido en los artículos 28.2 y 37.2 de la constitución no es condición suficiente para la invocación del estado de alarma, siendo necesaria la concurrencia de otra de las circunstancias contenidas en el artículo 4 de la L.O. 4/81, esto es, situación de catástrofe, riesgo sanitario o desabastecimiento.
(2) El estado ha obrado ilegalmente al no convocar un pleno del congreso el mismo día 7, que era día hábil, pues el artículo 116.2 de la constitución dice que el gobierno deberá convocar un pleno inmediatamente después de invocar el estado de alarma, y la L.O. 4/81 no niega este hecho, sólo infoma del mecanismo para convocar otro pleno en que se prorrogue este estado.

Por último, una pequeña crítica lingüística. Ayer, en una emisora de televisión, una locutora habló del "estado de alarma" como de un derecho. Irónico, ¿verdad? Se trata de un nuevo caso de doblehablar (doublespeak), o incluso de doblepensar. Es cierto que el gobierno está (o cree estar) en su derecho a invocar el estado de alarma. Pero cuando hablamos de derechos, hablamos de derechos de las personas, no de los individuos. Si no, habría que hablar del "derecho al encarcelamiento" y similares.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Las multas, ¿Por correo electrónico? (2)

Hace dos años escribí un mensaje llamado "Las multas, ¿por correo electrónico?" en que daba aviso de las limitaciones del correo electrónico como medio para una notificación fiable que dejara constancia de cara a emisor y receptor de la llegada de una sanción.

Es cierto que cuando lo escribí todavía no tenía noticia de la existencia del apartado postal electrónico, una de las pocas iniciativas de correo electrónico certificado en territorio patrio (el correo electrónico certificado parece especie en extinción: ningún motor de correo web parece soportarlo, y la mayor parte de la gente usa correo web para poder migrar de un operador a otro sin consecuencias). Sin embargo, sigue habiendo unos cuantos problemas fundamentales:

1) Migración de operador/dirección de correo electrónico. No se puede esperar que, cuando el usuario migra de correo electrónico, recuerde a qué administraciones dio su correo y a cuáles debe, por tanto, comunicarles la dirección nueva.

2) Notificaciones en el buzón de Spam. Si el usuario no va a recibir notificaciones constantemente, es bastante probable que estas acaben en el buzón de spam sin que él se dé cuenta (nos damos cuenta de revisar el spam cuando no nos ha llegado un mensaje que esperábamos, pero no cuando no esperábamos un mensaje).

3) Phising. ¿Qué mejor para un phiser que enviar notificaciones de multas? Máxime cuando, recuerdo de nuevo, ni hotmail ni gmail ni yahoo mail (acabo de comprobarlo) muestran si un correo está firmado (sólo muestran si domainkeys ha aceptado el mensaje como procedente del dominio del remitente, pero no si su contenido es legítimo).

Por otro lado, la deficiente gestión de la firma electrónica en la administración española (ver una plétora de artículos en este blog) y el analfabetismo digital en los altos funcionarios puesto de relieve, por ejemplo, en la adaptación a la TDT (que sigue teniendo agujeros en zonas densamente pobladas, incluso en la corona metropolitana de Madrid, pues nadie les dijo a los altos funcionarios que los medios digitales, aunque son "a prueba de errores", también son "más sensibles a errores") hacen temer que el nuevo motor de gestión de multas sirva solamente para que las administraciones se ahorren los costes de envío de las notificaciones, como hasta ahora hacían ilegalmente (lo evidencia la prensa) algunos ayuntamientos.

Y esta transición al mundo digital, que es voluntaria para los ciudadanos, se impone, en cambio, a las empresas (aquí como en la seguridad social). Me pregunto yo si el gobierno les subvencionará a los empresarios la conexión a internet, o si será consecuente e incluirá esta entre los bienes de consumo imprescindibles al calcular el IPC.

Firma electrónica: sugerencia dejada en el Ayuntamiento de Madrid

RESUMEN: Si va a operar electrónicamente con el ayuntamiento de Madrid, asegúrese de que (1) La firma "AC Raíz DNIE" está instalada en Explorer y en Acrobat. (2) Si usa un lector de DNI electrónico, debe ejecutar Acrobat como administrador.

Después de que mi hermana hiciera una sugerencia sobre la no discriminación por causa de la diéresis en los formularios electrónicos del Ayuntamiento de Madrid, recibió recientemente una contestación diciéndole que el problema había sido solucionado.
Así que decidimos enviar la instancia que nos había dado el problema (una solicitud de poda, aunque sospecho que, en realidad, la temporada de poda ya ha terminado)

Sin embargo, el proceso ha seguido dando errores:

En primer lugar, un error que impedía firmar documentos porque acrobat (como explorer) no incluye la firma raíz del DNI electrónico.

El error se ha podido solucionar utilizando una vía un tanto complicada: Usar Avanzadas => Herramientas de Seguridad => Nuevo contacto para incorporar el "AC Raíz" del DNI electrónico y después editar sus opciones para convertirlo en autoridad de confianza.

En segundo lugar, un error de seguridad (error 2148532334: "El usuario canceló la operación") producido porque nuestro driver de DNI electrónico debe ejecutarse como administrador (a pesar de que tenemos la configuración de usuarios de Vista deshabilitada para evitar los molestos cartelitos de autorización de credenciales, algo ha debido de volverla a activar).

Así que, en lugar de hacer clic en el pdf (que habíamos, afortunadamente, grabado tras los primeros intentos desesperados), hemos tenido que hacer clic derecho en Acrobat para ejecutarlo como administrador, y abrir después el pdf.

A pesar de todo, en la fase de envío no he podido esquivar un último error, así que he enviado al Ayuntamiento de la Villa (y dizque también Corte) pidiendo que se simplifique todo esto...

En el día de hoy he tratado de enviar una solicitud de poda usando un formulario electrónico.

En el proceso me he encontrado con varios problemas, algunos con solución obvia (actualizar a acrobat 9) y otros con solución nada obvia (instalar el AC raíz del DNI electrónico en acrobat --ya estaba en explorer--, instalar el AC raíz de la FNMT en acrobat --ya estaba en explorer--, ejecutar Acrobat como administrador).

Las soluciones "no obvias" que gracias a conocimientos avanzados he podido intuir me han permitido ir eliminando errores durante la fase de firma, pero, a pesar de todo ello, he seguido sin poder enviar el formulario, en un último error durante la fase de envío del documento firmado.

Y digo yo, ¿no podrían hacer un formulario tipo texto y que fuera el servidor el que, utilizando SSL, firmase el documento? Soy profesor, y con mi certificado digital firmo transparentemente las notas de mis alumnos en los servidores de la comunidad de madrid. Así que no debería ser muy difícil implementar algo parecido, y que el usuario no tuviera que ir metiendo el AC raíz en el explorer, en java, en el acrobat... ni usar una versión concreta de java o de acrobat.


En definitiva:
La firma electrónica sigue siendo un fiasco. En muchas administraciones funciona mal. Así que, personalmente, NO os recomiendo que uséis medios electrónicos para comunicaciones críticas con la administración, ni que os hagáis una cuenta de correo para la DGT, ni nada parecido.
(Nota del 24/2/2014: más recientemente he escrito un tutorial para resolver los problemas más comunes con la firma electrónica).

domingo, 14 de noviembre de 2010

Sueños

Hace unos meses me interesé por los sueños lúcidos, después de leer un artículo de Javier Malonda (el tipo que dibuja la tira ECOL) sobre el tema. Después de una probablemente demasiado breve tarea de documentación, usé la idea para un guión durante el scriptfrenzy de abril de 2010. Pero el caso es que, a pesar de que durante cosa de un mes estuve dedicándome a hacer pruebas de realidad, no tuve ningún sueño que pudiera calificarse de "lúcido".

Hoy he tenido un sueño que no sabría si calificar de "lúcido" o de extraño. Se trataba de un meta-sueño, uno de esos sueños en los que soñamos que estamos dormidos. No recuerdo haber tenido ninguno parecido, pero en cambio me eran reconocibles ciertos elementos del mundo onírico. Había cierta estabilidad en ellos (por ejemplo, el recuerdo de mí mismo poseyendo un segundo piso debajo de mi piso, algo que supongo que vendrá de sueños anteriores, o quizá de algún reprimido delirio de grandeza), que les hacía tener una consistencia "real". También, por ejemplo, la lectura de un libro sobre los aztecas que en aquel momento me parecía excepcionalmente detallado (supongo que mi cerebro estaría rellenándolo con datos sobre las culturas prehispánicas procedentes del capítulo en cuestión de un manual de Marvin Harris), o mi resistencia a que me despertaran.

En el momento en que escribo esto, muchas horas después de despertarme, no recuerdo qué parte del sueño corresponde a lo que "soñé que soñaba" y qué parte al "sueño-marco" principal. Sólo sé que mi racionalidad luchaba por separar sueño y realidad, y que en ningún momento fui capaz de acudir a las "pruebas de realidad" para echar el ancla.

Estimados señores de ya.com...

Estimados señores de ya.com:

Agradezco los 120 eurillos que me han pagado por mi cara bonita. Ya le dije tres veces a tres operadores distintos que consideraba que no hacía falta que me pagasen ustedes nada, pero, visto que han querido pagarme, no les enmendaré la plana.

Sólo me gustaría decirles que me encantó ser cliente suyo durante los primeros años, pero que luego, después de que Orange los absorbiera a ustedes, comencé a descubrir lo ñapas que era su atención al cliente.

En primer lugar, no es de recibo un teléfono 902 de asistencia técnica. Se puede llamar al 900 durante los primeros meses, pero sólo desde la línea propia, es decir, desde el teléfono que no funciona. Y a mi, personalmente, no me gusta llamar a 902 desde teléfonos que no sean el de mi casa: precisamente por ello (y porque la dirección de correo de un solo uso que les di la consulté desde fuera de mi casa) no pude llamar a tiempo para cancelar mi baja de ya.com y que no me pagasen esos 120 euros.

En segundo lugar, tampoco es de recibo que no se lean las reclamaciones, o que las lean sin analizar el caso ni comprender.

Es cierto que la reclamación les llegó a ustedes tres meses después de que yo la enviara a Consumo de la Comunidad de Madrid, pero, si hubiesen mirado mi ficha en su compañía, sabrían que, cuando yo hablaba de dificultades para darme de baja, hablaba de un segundo contrato que, a esas alturas, ya estaba dado de baja.

De hecho, en mi reclamación no pedía darme de baja, sino que en futuras bajas ustedes no mareasen al cliente atosigándole con llamadas a todas horas para finalmente decirle que tenía que rellenar un formulario en la web.

En todo caso, el día anterior a la baja, había yo suscrito un contrato de permanencia de un año con uno de sus teleoperadores, pero ya sabemos que el flujo de información en las grandes compañías impide que quien tramita la baja debida a un escrito de hace tres meses se entere de que el cliente dijo, en tiempo más reciente, que quería seguir dado de alta durante un año.

En tercer lugar, tampoco es de recibo que en el formulario de baja ustedes hagan responsable al cliente del pago de una cantidad por baja que no figura en el contrato de alta —aunque, en contratos más actuales, sí es informado el cliente una vez dado de alta—. Al final ustedes no me cobraron dicha cantidad, pero yo no podía saber que no iban a cobrármela, y, por tanto, tuve que actuar proactivamente, presentando la reclamación.

A pesar de ello, si al darme de baja no hubiera perdido una serie de ventajas ligadas a mi antigüedad (ip fija, mi dirección de correo, etcétera), quizá hubiera considerado seguir siendo su cliente. Sin embargo, hoy soy ya un agradecido cliente de su competencia.

jueves, 28 de octubre de 2010

¿Derechos humanos?

En los primeros días de octubre ha sido noticia China; en la segunda y tercera semana, lo ha sido Cuba. Gracias a ello, se me ha encendido la lucecita para llegar a esta reflexión:

Lo que nos preocupa de Cuba no es la falta de derechos humanos, ni el partido único: ambas peculiaridades existen en la China comunista, y ningún país le ha decretado un embargo comercial.

sábado, 9 de octubre de 2010

Identificar archivos .chk

¡Oh, no! Aunque tú pulsaste "expulsar", el ordenador ha cerrado mal tu llave usb y, al abrirla en otro ordenador, windows ha creado una carpeta de archivos perdidos llena de archivos .CHK. ¿Cómo hacer para buscar los archivos importantes?

Una buena opción es usar, para cada archivo, el programa trid, pero puede ser un proceso muy farragoso si hay muchos archivos.

Para acelerar las cosas, y suponiendo que sepas manejar la línea de comandos de windows, aquí hay una forma de listar todos los archivos ordenados por tipo de archivo:
  1. Descarga la versión de línea de comandos de trid y una versión de sed para windows. Asegúrate de instalar también las definiciones de trid y el paquete de dependencias de sed.
  2. Asegúrate de que ambos programas estén en la PATH del MS-DOS (por ejemplo, descomprimiéndolos en C:\Windows\system32). Un buen sistema es tener una carpeta de utilidades de línea de comando varias en el Path de Windows, y descomprimir allí todas las utilidades de este tipo.

    El path de MS-DOS se puede cambiar haciendo click derecho sobre Mi PC, solapa Opciones Avanzadas, botón Variables de Entorno: modificar la entrada "PATH" en "variables de usuario", escribiendo los nombres de carpeta —por ejemplo C:\utilidad— separados con punto y coma).


  3. Inicio > Todos los programas > Accesorios > Símbolo del sistema (O pulsa [tecla windows]+[R] y luego escribe cmd).
  4. Escribe: trid *.* |sed -e "/^File:/{;N;N;s/\n/: /g;}" | find /i /v "Unknown" |sort /+33|more
    5) En lugar de lo anterior, podrías usar también simplemente trid -ae si prefirieras que renombrase todos los archivos sin explicarte su contenido.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Un extraño ha llamado al telefonillo de casa de mis padres diciendo que traía algo «para Chari.» Le he abierto pensando que se refería a los vecinos (llevan un año y todavía no sé cómo se llaman). Pero ha llamado a mi puerta insistiendo: «Mi mujer me ha dicho esta puerta, que vive una cuñada de Chari, y le traigo unos paquetes para que los lleve a Logroño» «¿A Logroño?» «Para el Rastrillo»
Resulta que mi madre iba a hacer próximamente (aunque no sé cuándo) un corto viaje a dicha ciudad, y que la tal Chari era cuñada de una tía mía, que participa en el Rastrillo Solidario de Logroño.
... ¡¡¡Pero he estado a punto de no abrirle la puerta!!!

lunes, 6 de septiembre de 2010

Patronato propinador de palizas provoca permanentes peleas

Partidos políticos pactan prohibición.

PARÍS.- Para perder peso sin pasar penalidades, se promovió la práctica del pugilato. Pronto prosperaron las páginas que proporcionaban parejas a particulares para pachangas. Pero personas perversas pasaron a promover palizas públicas. Pancracio Penas, profesional pateado, precisa: «Por perder peso, perdí piños.»

Los principales partidos prometen prohibir las peleas. El principal promotor del proyecto, Próspero Paz, pide pare una práctica peligrosa que proyecta un pobre perfil del país. «Por pelear, perderemos plata.» Paz pasará el proyecto al parlamento próximamente.

La patronal protesta. «Preferiríamos un plan para paliar pérdidas, pues podrían peligrar puestos profesionales.»



Entrada registrada en safecreative

miércoles, 28 de julio de 2010

Cómo abrir todos los archivos de una carpeta web de picasa sin instalar picasa.

Necesitaréis: excel 2003 (quizá valgan excel 2007 u openoffice calc ) y wget (podría valer curl, cambiando las opciones)

Pedid al navegador que os muestre la fuente de la página.

Buscad una línea que contenga "_album.picasa" o "picasa:\x2F\x2Fdownloadfeed" .

Copiad esa línea y usad un deofuscador web para traducirla.
(O, si lo preferís, pegad en un block de notas y reemplazad %26 por "&", %2F por "/", %3A por ":", 3D por "=" y %3F por "?").

La parte que nos interesa comienza después de donde dice "?url=".
(Después de desofuscar tendrá la forma "http://picasaweb.google.com/xxxx") .

Descargad con wget o curl el URL resultante.

(inicio> ejecutar > wget "http://xxxx" ) (incluid las comillas)

Wget producirá un archivo XML.

Ahora viene la magia.

Aseguráos de tener la importación de XML instalada en excel.

Abrid desde excel el archivo xml.

Utilizad el panel de tareas origen xml.
Id a xml=>rss=>channel=>item => ns3:group=>ns3:content

(Puede que el subgrupo tenga otro nombre. En ese subgrupo tiene que haber los siguientes elementos: url, height, width, type, medium)

Elegid url y pegadlo en la columna B.

Id arriba al grupo image, buscad title y pegadlo en la columna C.

Haced click derecho en la barra de botones para acceder a la configuración de la barra, añadid la barra lista y pulsad en el botón actualizar datos xml.

Se creará una lista con los url de descarga y títulos de todas las fotos.

En la celda A1, escribid:
="wget """&B1&""" -O """&C1&""""

(Respetad el igual, las mayúsculas, los espacios y el número de comillas. El resultado de la fórmula que habéis escrito tiene que ser: wget "url" -O "title").

Si wget no está en vuestra ruta de acceso (path), tendréis que actuar en consecuencia, cambiando wget por unidad:\directorio\wget.
(Ejemplo, cambiad "wget" por "C:\jigdo\jigdo-bin\wget")

Copiad la fórmula en toda la columna, y copiad después la columna resultante en un block de notas.

Guardad el block de notas como descargarpicasa.CMD (aseguráos de que el block de notas respete vuestra extensión seleccionando Guardar como > tipo > todos los archivos, en lugar de Guardar como > archivos de texto).

Por último, ejecutad (doble click o escribiendo desde cmd.exe) el archivo descargarpicasa.cmd

Por supuesto, cualquiera con dos dedos de frente podría hacer una página web que ofreciera al lector un vínculo a un .zip con todos los archivos, pero, la verdad, no tengo el tiempo para ello...

sábado, 24 de julio de 2010

Propón cada día una asignatura nueva

Educación, educación. Desde que Beccaria, en algún momento del siglo XVIII, se inventó aquello de que el sistema penitenciario debía servir para educar (y viceversa, según puede verse), diríase que todos los problemas de la sociedad debe resolverlos la educación. Parece mentira que el mismo diario que ha criticado las becas FPI de formación de futuros investigadores (alegando que los objetos de investigación son demasiado simples, como corresponde a quienes todavía están en formación) recoja en los últimos 20 días tres o cuatro noticias en que distintos estamentos proponen nuevas asignaturas (todas ellas, obviamente obligatorias) para educar a los jóvenes en nuevos hábitos. Es, por cierto, el mismo diario que suele quejarse de la proliferación de "marías" en la ESO, y de la asignatura de Ciudadanía.

Muchas de esas noticias parten de estamentos que, por su carácter profesional, no se han leído nunca un currículo de ESO. Por ejemplo, el presunto consejero de la cosa en Valencia, que, obviamente, ignora que a partir de la LC del PP, y siguiendo con la LOE, los currículos han insertado los diversos contenidos de la asignatura de Informática en todas las áreas del currículo, y en especial en la obligatoria Tecnología. Por ello la Informática sigue siendo una mera optativa, y no un área obligatoria como parece que desean los valencianos.

Más normal parece que ignoren el currículo los médicos, que a raíz de la polémica suscitada por la inminente prohibición de alimentos ricos en hidratos de carbono de cadena corta y en sodio (evidentemente, los niños en el instituto nunca sufren lipotimias en educación física, y además tienen sus coronarias obstruidas) proponen asignaturas como la nutrición, cuando su contenido ya existe (y es parte fundamental del área) en las ciencias naturales de 1º y 2º y la biología de 3º y 4º. Aunque hay quienes han propuesto en los últimos días asignaturas más exóticas, como las clases de Cocina, que se desterraron del panorama de optativas no sé si por machistas (aunque muchos hombres se apuntaban a ellas) o por el peligro que tiene dejar a un chaval ante un hornillo.

No se ha hablado en los últimos días de otra asignatura que parece recurrente: educación vial, cuyo contenido, por cierto, forma parte de los esenciales del bachillerato, al mismo nivel que el dominio de la propia lengua, aunque no se pregunte por él en selectividad. Pero sí se ha hablado del proyecto de los taxistas madrileños para solicitar la implantación de una FP de grado medio en que se enseñen, además del callejero (que últimamente sólo conocen los más veteranos, porque, gracias a dios, existe el Tomtom) idiomas e historia de Madrid (obviamente, todos los taxistas trabajan en Madrid llevando turistas del aeropuerto a la ciudad: los que vamos a tomar copas llevamos el coche propio).

En fin, edúquense todos. Y, sobre todo, no olviden el contenido de las asignaturas a los dos días, como hicimos muchos de nuestra generación cuando nos explicaron la diferencia entre Nación y Estado, diferencia que, como ha puesto de relieve la sentencia del Estatut, seguimos sin comprender los españoles.

miércoles, 7 de julio de 2010

Estimado señor / Distinguido señor

Observo en los últimos tiempos en la correspondencia se está sustituyendo la fórmula «Estimado Señor» (o «Señora») por «Distinguido Señor» (o «Señora»). Quizá yo sea un rancio y un carca, pero siempre me ha resultado agradablemente críptico y majestuoso el lenguaje tradicional de las cartas comerciales, aquel del «Acuso recibo de la suya del 14 del presente» y fórmulas similares. Por eso me da un poco de pena esta sustitución, no sé si por influencia del inglés (algún «Distinguished Sir» he visto por ahí, pero es más frecuente el «Dear Sir»), o simplemente por búsqueda de la novedad.

Claro es que la correspondencia comercial cada vez llega más a la gente de a pie, y que por una política lingüística (por supuesto, nunca mentada con tal nombre) enfocada en cierta dirección de mediados de los ochenta a esta parte, se han ido infantilizando el lenguaje periodístico, el comercial, el jurídico-administrativo e incluso el médico. Y es curioso que haya habido en los últimos tiempos iniciativas legislativas en tal dirección, como la que ha eliminado los tratamientos de cortesía en la Administración General del Estado o la que ha obligado a redactar con un lenguaje «más simple» los prospectos de las medicinas. A pesar de ello, quedan reductos inexpugnables, pequeñas Numancias de la lengua, como el lenguaje del derecho fiscal.

En efecto: cualquier persona que haya cursado con aprovechamiento la enseñanza obligatoria (es decir, la ESO) podría comprender un prospecto médico de los antiguos. Sin embargo, a duras penas podrá encontrar el «programa Padre» en la página oficial de la agencia tributaria, y mucho menos comprender su archivo de ayuda en caso de duda. Obsérvese que, si bien todos podemos necesitar medicamentos, también se supone que Hacienda somos todos. Ni para enfermar ni para montar una frutería hacen falta estudios.

¿Son quizá los inspectores de hacienda los últimos profesionales que hacen de su oficio una especie de taumaturgia? ¿O es que son los pocos suficientemente inteligentes como para comprender que los tecnicismos no se han inventado por joder al pueblo sino para señalar diferencias de conceptos donde la lengua común no los halla?
(Edición 22/4/2014: irónicamente, este artículo estaba plagado de erratas e incluso tenía alguna falta de ortografía).

sábado, 19 de junio de 2010

Presuntas novedades.

Entre las novedades electrónicas que se anuncian últimamente, hay algunas que tienen muchos años de antigüedad. Me fascina que a la gente le atraigan ahora los tablet, por ejemplo, cuando se trata de un término acuñado hace más de cinco años (2003) que tuvo muy poco éxito hasta el año pasado (quizá porque principalmente se veía como una plataforma de trabajo, o bien como una forma de controlar la domótica).

Pero no son sólo los tablet. Resulta que ahora Sony ofrece un mando con sensor de movimiento para su PS3, años después de que Nintendo haya hecho lo mismo con su Wii (2006).

El invento de Sony se relaciona con la experiencia 3D, que yo hubiese podido disfrutar con Quake en mi viejo Pentium III (2001, creo) si hubiera comprado las gafas Revelator para la Elsa Erazor (lamentablemente, no eran unas cutregafas polarizadas de 100 euros, sino unas gafas sincronizadas con el monitor y la tarjeta gráfica, mucho más caras. De todas maneras era lógico: en lugar de comprar TV y gafas, sólo se necesitaban gafas). Una 3D parecida en cutredad a la que ahora se está imponiendo en los cines, pero usando la vieja tecnología no apta para daltónicos de las gafas de celofán, podía experimentarse con la aplicación geográfica de la NASA mucho antes de que se ofreciera en Google Earth.

¿Y qué decir de la alta definición? Resulta que, años después de que las videoconsolas con chips de 128 bits (o más) marcaran el desarrollo tecnológico, nos damos cuenta de que esos estupendos gráficos eran a 625 (en realidad, 530) líneas, cuando los PC ya operaban con una resolución estándar de 768. Y aunque la alta definición ha llegado a la vez al mercado de videoconsolas y televisores y al de ordenadores y monitores (a éste incluso antes), se nos vende el pack de PS3+televisor Sony como la mejor opción para jugar en alta definición.

Pero si es sonrojante que aceptemos los mensajes de Apple o Sony, más ridículo es el mensaje de Microsoft, que anuncia "una nueva manera de jugar", el Kinect, que no es sino una evolución de lo que Sony consiguió hace años con la EyeToy (y que, como sabrán los lectores de mi bitácora, hace tiempo se ha adaptado al PC, e incluso a los teléfonos móviles). Ahora no somos nosotros los que aparecemos en pantalla, sino un muñeco; la cámara web tiene alta resolución; se añade, además, un control de voz que venía ofreciendo Microsoft para sus usuarios angloparlantes desde, al menos, 2003 (Windows XP), y que creo recordar ya existía en varios juegos para XBox (consola con la que no tengo el placer de haber jugado). Por el tamaño de la cámara, espero que gran parte de la tecnología se haya acelerado con chips en su interior: si no, sólo ganaría en comodidad de transporte y almacenaje a la mamotrética Wii Fit.

Así que ya sabéis: compradlo todo estas navidades y fardad de ello con vuestros amigos, porque no sabrán que se trata de tecnologías nuevas, pues son analfabetos digitales como vosotros.

sábado, 22 de mayo de 2010

¿Problemas usando la firma digital?

Vale. Supongamos que eres un "adelantado a tu tiempo" que ya hace muchos años pediste una firma digital a la FNMT. O que te has comprado un lector de DNI para usar tu DNI como firma digital.

Armado con tu firma tecnológica, y obviando los peligros que se te puedan presentar en caso de que te roben el ordenador (hablaré de ellos en otro post), tratas de resolver tus gestiones con la administración. Pero héte aquí que el proceso encalla en algún momento. ¿Cómo podemos arreglarlo?

A continuación tratamos de los problemas más habituales al usar la firma digital.

1. ¿Hace falta algún tipo de hardware?


Para usar el DNI electrónico, necesitas un lector de tarjetas, que debería incluir un driver. Puedes encargar un "Criptokit" a la FNMT o comprar uno en una tienda de informática (el que ofrece la FNMT es como el modelo barato que compré en una tienda, pero sospecho que la FNMT cobrará unos eurillos más).

2. ¿Hace falta algún tipo de software?


Si usas el DNI electrónico, la respuesta probablemente será: "Sí". Aunque Windows Vista incorpora casi todos los drivers necesarios, hay un par de elementos adicionales que instalar. En caso de linux no lo tengo muy claro: existen suites de lectura de tarjetas (por ejemplo, opensc), pero no sé si es necesario instalarlas o si se incluyen por defecto en las instalaciones del sistema.

Además, algunas administraciones requieren un software específico instalado en el navegador (por ejemplo, el envío de hojas de reclamaciones a la Oficina de Consumo de la Comunidad de Madrid). Normalmente, este software se descarga automáticamente, pero requiere un reinicio del sistema.

3. ¿Has instalado el certificado raíz de la FNMT?


En caso de que tengas linux, uses windows con un navegador antiguo, uses un navegador distinto de internet explorer, o no ejecutes las actualizaciones de seguridad de windows (obsérvese que eso excluye a casi todo el mundo menos a los usuarios de la última versión de explorer con windows actualizado), necesitarás instalar los certificados raíz de la FNMT, pues en caso contrario tu navegador no confiará ni en tus certificados ni en los certificados de los sitios web de la administración pública española.

Encontrar los certificados raíz dentro de la FNMT es un proceso arduo y complejo, pues todo está confabulado para que te instales el último windows. Busca los ficheros ACRAIZFNMTRCM.cer y FNMTClase2CA.crt e instálalos en tu navegador (dependiendo de tu configuración de java, es posible que TAMBIÉN necesites instalarlos en java, pero eso ya son palabras mayores). Asegúrate de instalar estos archivos desde la página oficial de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT). Una buena búsqueda en google puede ser:
FNMTCLASE2CA.crt site:cert.fnmt.es.

Para instalar los certificados, tienes que ejecutar los mismos pasos detallados en el apartado "¿Está caducada tu firma?", y a continuación elegir instalar nuevo certificado. Tu navegador lo colocará automáticamente en el almacén de autoridades raíz de certificación de confianza. En java es más complicado, pues debes elegir el almacén manualmente.

4. ¿Estás impidiendo la ejecución de complementos?


Parece mentira, pero muchos servicios vinculados a la certificación electrónica usan applets java, en lugar de emplear los métodos estándar de www. Eso quiere decir que necesitan instalar complementos para comunicar tu ordenador con el servidor.
El problema es que los navegadores modernos, en lugar de mostrar una pantalla preguntando al usuario si desea ejecutar el complemento o no, lo bloquean automáticamente (esto es culpa de toda esa legión de imbéciles que pulsó "OK" cuando el navegador les propuso instalar un troyano). Aparece una notificación en la barra superior, pero lo más probable es que pulsándola volvamos a recargar la página y experimentemos de nuevo el mismo problema.

Una solución temporal para este tipo de problemas es mantener la tecla "Control" pulsada al hacer clic en el vínculo, pero a menudo no es efectiva.

La solución definitiva es que agreguemos el sitio web a nuestra lista de sitios de confianza (¡Por favor, mirad primero su certificado haciendo clic en el candado, no vaya a ser un sitio de phising!).
  • Internet Explorer 8 (y probablemente anteriores):
    Herramientas » Opciones de internet » Seguridad » click en Sitios de confianza » Sitios. En la casilla, escribe la URL del sitio actual (ejemplo: https://gestiona.madrid.org ). Pulsa "Agregar".
  • Desconozco el procedimiento para Mozilla Firefox.

Ten en cuenta que, como en cada cambio de gabinete cambian los URL de los distintos servicios del gobierno, es probable que al cabo de un año tengas que añadir una nueva dirección a la lista de sitios seguros.



5. ¿Está caducada tu firma?


Lo creas o no, muchos sitios electrónicos no informan al usuario de que la razón por la que no aceptan su firma electrónica es que está caducada (ejemplo: Hacienda). Recuerda que la firma del DNI electrónico caduca en unos tres años desde la fecha de expedición.
Para saber si tu firma ha caducado, usa el siguiente procedimiento:
  • Internet Explorer 8 (y probablemente anteriores):
    Herramientas » Opciones de internet » Contenido » Certificados (en caso de que tu DNI electrónico esté insertado, se te pedirá la contraseña). En la lista de certificados, aparece la fecha de caducidad de cada uno. Comprueba que no esté caducado.

  • Mozilla Firefox 3 (y quizá 2.0, pero probablemente no en el 1.0):
    Tools » Advanced » View Certificates (en caso de que tu DNI electrónico esté insertado, se te pedirá la contraseña). En la lista de certificados, aparece la fecha de caducidad de cada uno. Comprueba que no esté caducado.


En caso de que tu problema sea que la firma de tu DNI electrónico está caducada, puedes renovar la firma en una maquinita instalada en las oficinas del DNI, sin pedir hora. Si se trata de la firma de un certificado de la FNMT, el proceso de renovación se realiza telemáticamente.

Nota importante: si intentas entrar en una web usando una firma caducada, es posible que después de actualizar la firma tengas que reiniciar el navegador. En caso contrario, el sitio web seguirá "leyendo" tu firma caducada, en lugar de la nueva.
Nota importante 2: recuerda que tendrás que instalar tu firma nueva en todos los navegadores que vayas a usar.

6. ¿Es correcta la fecha de tu ordenador?


Si la fecha de tu navegador es incorrecta (lo cual podría ocurrir si la batería de reserva del reloj de tu ordenador se ha agotado, si tienes un virus que cambie la fecha, o si por alguna extraña razón estás usando un software que necesita una fecha en el pasado o en el futuro), tu ordenador se negará a reconocer los certificados del sitio https: o incluso el tuyo propio. Corrige la fecha.

7. ¿Hay caracteres especiales en tu nombre?


Lo creas o no, muchos ordenadores administrativos siguen empleando el juego de caracteres ISO-646, de la década de 1970, que no aceptaba acentos ni diéresis. Y como tu certificado digital sí los acepta (pues usa un sistema desarrollado a principios de los 90), pueden surgir errores en caso de que el servidor desee cotejar tu nombre con el certificado (en lugar de limitarse a comprobar el número de DNI). Uno de los sitios que dan este tipo de problemas es el de la seguridad social. Así que, si tienes la desgracia de llevar un apellido con diéresis, como yo, lo mejor que puedes hacer es ejercitar tu derecho al pataleo.

8. ¿Están los dioses de tu parte?


A menudo, a pesar de que cumples las condiciones anteriores, la cosa sigue sin funcionar. No está de Dios que lo consigas. Tras cuatro horas peleándose con el sistema, ha llegado el momento de rendirse, dejar de pensar en ello y esperar a que amanezca un nuevo día. Quizá mañana haya suerte.

martes, 11 de mayo de 2010

De los seres de niebla

Míralos deslizándose en la sombra,
oscuros flecos de la bruma turbia,
flotando siempre junto a tu garganta
congelada.


Sorbe su intenso aroma putrefacto,
sigue su rastro hasta la guarida
que abre su boca a una noche clara
ante su negrura.


Boca cubil del afilado diente,
diente sediento del sabor más rojo,
dulce,
caliente.


¡Entra, hijo mío! Deja que te abrace
Presta tu carne al hambriento beso,
Cédele al lobo el hueso que te sobra,
sé blanco esqueleto.


(24/2/2010)

sábado, 8 de mayo de 2010

Una pifia de windows XP que no conocía...


Ahora que el XP es cosa del pasado para casi todo el mundo (en mi caso no, pero es que soy así de raro), acabo de descubrir una pifia de windows XP que se me había pasado por alto. Tendré que comprobar en otros ordenadores si este error está en windows 98, 2000, Vista y 7, y si afecta a otros métodos de búsqueda como la búsqueda de Office, MS Index Server (Windows 2000 y XP; creo que es la búsqueda estándar en Vista) o Google Desktop Search.


Descripción del fallo: La búsqueda de texto completo de Microsoft ignora los archivos sin extensión.

Reproducción del fallo (Ver imagen para más información):
  1. Creamos una carpeta con dos archivos, uno con extensión .txt y otro sin extensión. En ambos incluimos la misma cadena.
    1. Inicio ► Ejecutar ► escribir cmd.exe
    2. escribir: MD C:\999
    3. escribir: CD C:\999
    4. escribir: echo hola adiós hasta luego > archivo.txt
    5. escribir: echo hola adiós hasta luego > archivo

  2. Con la búsqueda de Windows, tratamos de buscar una palabra en todos los archivos de esa carpeta:
    1. Abrimos un explorador
    2. Pulsamos el botón Búsqueda
    3. Todo o parte del archivo: (lo dejamos en blanco)
    4. Una palabra o frase en el archivo: escribimos hasta
    5. Buscar en: escribimos C:\999
    6. Desplegamos "Más opciones avanzadas" y nos aseguramos de que Tipos de archivo sea "Todos los archivos y carpetas"
    7. Pulsamos Buscar
  3. Veremos que Windows encuentra sólo el archivo con extensión .TXT, pero no encuentra el otro, a pesar de que no hemos limitado la búsqueda a documentos


Edición 8/5/2010, 14:40: Acabo de comprobar que esta pifia no aparece en windows 98.

lunes, 3 de mayo de 2010

¿Joystick? ¿Gamepad? ¡Mejor el keystick!

Keystick, by erangl. Original from http://www.thingiverse.com/image:12406. License: CC-Attribution-NC-SA. More at http://www.thingiverse.com/thing:2350
Volviendo a visitar la página de proyectos de la RepRap, he dado con una idea estupenda. Un
joystick para el teclado.


—¿Un qué?


Pues eso, una palanca que se coloca encima de las teclas del cursor y emula a un joystick. Útil para la gente criada con gamepads o joysticks binarios y que no necesita la sensibilidad de un joystick analógico, sino simplemente empujar la palanca.

Más sobre impresoras 3D

En un artículo anterior, os hablaba de las fascinantes impresoras 3D, aparatos que son capaces de construir objetos a partir de su modelo en autocad, VRML o blender. A diferencia de las máquinas-herramienta de cálculo numérico, no proceden tallando un objeto, sino construyéndolo como construye la araña su tela o el albañil su muro: capa a capa.

Estos fascinantes artilugios van a pasar en cualquier momento del campo profesional al del aficionado, y de hecho ya hay grupos de amateurs que proporcionan los conocimientos y piezas necesarios para fabricar modelos de prestaciones más limitadas por sólo mil euros. El caso más famoso, del que hablaba en aquel artículo, es la impresora que se imprime a sí misma (bueno, no imprime los circuitos... sólo las piezas plásticas). Pero, evidentemente, todavía es muy grande la brecha que separa las máquinas profesionales de las caseras.

Viene todo esto a mi cabeza porque el otro día se puso en contacto conmigo un empleado de una empresa que distribuye en España este tipo de máquinas, y me proporcionó un enlace a su página web. Es fascinante lo que puede hacer una impresora profesional. Por ejemplo, crear objetos en color, como por ejemplo figurillas que representen nuestros avatares de un juego online. ¡Y no es que estén pintadas por fuera, es que son de color!

Y todavía podemos hacer más si combinamos esas impresoras con un... ¡escáner tridimensional! Imaginad la utilidad que puede tener eso para hacer copias exactas de relieves delicados o de fósiles... Por no hablar, claro, de las aplicaciones lúdico-festivas, como llevar objetos reales, de forma precisa, al mundo virtual...

Un universo fascinante de posibilidades que, de momento, está al alcance solamente de las grandes empresas... pero que en cualquier momento puede llamar a nuestra puerta.

jueves, 29 de abril de 2010

Actualizaciones odiosas.

Lo malo de los antivirus es que hay que tenerlos actualizados. Y no sólo se actualizan los ficheros de firmas, sino también el motor del antivirus. Y no sólo el motor del antivirus, sino también el interfaz de usuario y las funciones añadidas.

Eso es lo que me ha pasado con McAffee, programa del que pago 6 licencias y cuya última actualización me parece, sinceramente, una mierda.

El nuevo interfaz de usuario me parece odioso. Para cambiar muchas de las configuraciones hay que dar dos o tres pasos donde antes se daba uno. Además, los nombres de las secciones no son nada intuitivos. Finalmente, la ayuda reside en internet, lo que ralentiza su consulta (además, en vacaciones uno puede querer sacrificarse a gastar su dinero en descargar una actualización diaria con una conexión cara, por ejemplo vía móvil o RTB; y, sin embargo, no estar dispuesto a usar ancho de banda en ver la ayuda).

Por último, han eliminado el motor de backup y restauración, con lo que, quienes hubieran hecho una copia de seguridad, están apañados si desean restaurarla. Sí, se supone que se puede instalar esa función con el menú "instalar funciones", pero... ¿dónde está ese menú?

En fin, chusto, chusto, chustito. Si siguen así, volveré a usar "Clamwin" y "Avast!"

P.S. En cuanto sepa el número de versión de este mcafee, pondré este comentario en Ciao!.

EDICIÓN 3/6/2010: Internet Security 2010 tiene un componente llamado "red doméstica" (home network) que impide que consideremos parte de la red local a otros ordenadores que no ejecuten McAfee. Como tres de mis ordenadores antiguos dejarán de poder ejecutar McAfee el año próximo, voy a dejar de renovar McAfee.

lunes, 26 de abril de 2010

Yo hablo, él escribe, nadie escucha:
La primavera perfuma nuestro olvido.

Mira Nero de Tarpeya...

Creo que ya lo cité en otro artículo: "Mira Nero de Tarpeya / la Roma cómo se ardía / gritos dan niños y viejos / y él de nada se dolía."

Camino al Hipercor (creía necesitar cartuchos para la impresora y además recordé que allí venden Ambar Export, casi tan buena como la Voll Damm pero más barata y con menos alcohol) me cruzo con una multitud. ¿Qué miran? Un par de camiones de bomberos maniobrando junto a un Lidl del que sale un chorro de humo.

(Curiosamente, sobre la tienda había un cartel anunciando su inminente cierre. No me gusta aventurar hipótesis maliciosas, pero eso es bastante sospechoso...)

martes, 20 de abril de 2010

Sol

No hay brisa.
Sobre las nubes inmóviles, el ominoso astro deja gotear una baba amarilla.
La luz devora los perfiles, aplasta las figuras, ciega los ojos.
Los cuerpos, plenos de radiación, hierven por dentro.

(Versión inicial: No hay brisa. / El ominoso astro derrama sus / babas amarillentas sobre las / nubes inmóviles no hay perfil La luz se come los perfiles / aplasta los cuerpos las figuras, ciega los ojos / Los cuerpos, plenos de radiación / comienzan a hervir / y las almas se corrompen.)

miércoles, 14 de abril de 2010

Fabricación casera de helado de vainilla, o de cómo sustitur la heladera por dos bolsas de plástico.

El otro día, entrando en delicious, me encontré con que uno de los enlaces destacados era un método para preparar helado publicado en eHow.

Hoy tenía tiempo para probarlo, así que, una vez probado, os contaré cómo se hace.

Fundamento científico: añadiendo sal al hielo se baja su punto de fusión, de modo que debe derretirse, proceso durante el cual absorbe calor. Esto lo aprovechaban nuestros abuelos en las heladoras, máquinas dotadas de un barreño en que se introducían hielo y sal y un tambor giratorio vertical en el que se introducían los ingredientes del helado.

Materiales
Una bolsa para congelados pequeña con cierre de cremallera ("zip").
Una bolsa para congelados grande con cierre de cremallera ("Zip").

(Personas habilidosas han conseguido sustituir ambas por bolsas "camiseta" (del supermercado) herméticas bien anudadas, pero, puesto la mayoría de empresas evitan las bolsas herméticas por motivos de seguridad, es improbable que esto funcione).

Ingredientes
1 taza de leche.
1 sobre de azúcar vainillada del Lidl (aunque creo que serían mejor 2), o bien flanín, o bien cualquier otro aromatizante (nesquick, cola-cao, etc.)
2 tazas de hielo (1/2 bolsa, o 2 cubiteras).
3 cucharadas de sal.



Preparación
-Introduzca la leche y el aromatizante en la bolsa pequeña. Cíérrela extrayendo el aire y asegurándose de que sea hermética. Agite bien (Si ha usado cola-cao, quizá hubiera sido mejor mezclalo aparte). Compruebe la estanqueidad de la bolsa (si al apretar sale un chorrito, tenemos un problema).
-Introduzca la mitad del hielo en la bolsa grande. Añada la bolsa pequeña. Complete con el resto de hielo y la sal. Cierre bien.

-Agite la bolsa durante cinco minutos, cogiéndola de las esquinas o con una toalla para no helarse. Al cabo de los cinco minutos, compruebe la textura de la leche. Si sigue líquida, habrá que agitar un poco más.


-Abra la bolsa grande y saque la bolsa pequeña.
-Retire la sal con un paño de cocina. Abra la bolsa y consuma el helado de la propia bolsa, o bien viértalo sobre un cuenco.


Consejos:
-Si la bolsa interna está agujereada, no la metáis en una segunda bolsa pequeña, porque el aire intermedio haría de aislante. Echad la mezcla a la segunda bolsa.
-Mejor cubitos de hielo sueltos, y no pegados.
-Cuando dice "agitar fuertemente", es que hay que agitar fuertemente.
-Aunque en los sobrecitos del Lidl diga que un sobre de vainilla vale para 1/2 litro de leche, echad dos sobres por taza... y mezclad con algo de nata líquida...
-En las páginas en inglés de eHow proponen dar un kit completo a cada persona en una fiesta (lo proponen para fiestas infantiles), pero he comprobado que las bolsas zip se agujerean con facilidad y podemos dejar la casa hecha un desastre.

sábado, 27 de marzo de 2010

Con una mahou y un par de amigos
y un paquete de lucky y quizá
con un fondo de música ratonera
podría alcanzar la inspiración
Pero es de día y no estan mis amigos
y no fumo y oigo radio tres
así que tendré que bajar sin dilación
al chino para comprar una litrona.

martes, 23 de marzo de 2010

Sanidades...

Mientras nuestro presidente negociaba con las comunidades autónomas un recorte en el gasto sanitario, allende los mares se tomaba el camino contrario: ofrecer a los ciudadanos estadounidenses el disfrute efectivo del derecho 25 de la Declaración Universal suscrita por un organismo que, curiosamente, tiene su sede en Nueva York. Y es que sorprende una mentalidad tan cerrada que, del mismo modo que premia al empresario exitoso por su esfuerzo (del que, evidentemente, "tiene la culpa"), culpabiliza sin embargo al enfermo de su propia enfermedad, incluso en los casos en que ésta se debe a causas evidentemente ambientales y ajenas a los propios enfermos (el caso de los héroes del 11-S, con el cuerpo intoxicado por las dioxinas, es estremecedor). Tanto que ha sido necesario reducir el plan del presidente Obama a un seguro privado obligatorio parecido al de los automovilistas, algo que en Europa nos parecería una concesión impensable al liberalismo, y que, sin embargo, allá huele a marxismo.
Esperemos que con el incremento de los clientes de seguros, el astronómico precio de éstos se vea reducido. Esperemos también que éstos paguen cada vez una mayor cuota del precio de hospitalización (que el seguro privado pague el hospital y un extra para gastos, como aquí, supongo que les sonará a chino). Y esperemos que el americano medio comprenda, por fin, que a veces ser solidario no es una concesión sino un buen negocio: incluso una inversión.

"No somos una nación que haga lo fácil: somos una nación que se enfrenta a lo difícil"

Bravo, Obama. Muchos ciudadanos no lo saben todavía, pero te lo agradecerán en el futuro.

lunes, 22 de marzo de 2010

Pellízcame, debo de estar soñando.

¿Quién no ha tenido alguna vez la sensación de estar soñando? La dificultad de distinguir entre la realidad y el sueño ha inspirado obras de arte muy variadas (desde La Vida es sueño hasta Ubik), pero también ha influido en la existencia de corrientes filosóficas como el solipsismo, la creencia en la vanidad del mundo, que se desintegrará con nosotros cuando muramos.

Y es que es difícil distinguir la realidad del sueño. Las palabras "pellízcame, estoy soñando" que aparecen en las películas americanas no parecen ofrecer un buen método para sustraerse al poder de morfeo. Tampoco parece ser buen método el empleado por Segismundo: lanzar al vacío a un criado, y comprobar después si alguien le acusa de su muerte. Ubik (y las películas inspiradas por esta novela) nos sugiere un método: comprobar que la realidad sea coherente. El problema es que mientras permanecemos dentro del sueño no solemos percibir dicha incoherencia, que, sin embargo, al despertar nos parecerá evidente.

Visitando las otras webs del autor de la tira ecol, me encontré con un artículo sobre los sueños lúcidos donde se dice algo muy interesante: los psicólogos han estudiado y clasificado las diversas maneras de descubrir si uno está despierto o soñando. ¿Para qué? Para que, practicándolas obsesivamente, logremos introducirlas en nuestros sueños hasta lograr lo que se denominan "sueños lúcidos", sueños en los que el durmiente despierta y asume el control. Aquí va una pequeña lista. Y no, la prueba de pellizcarse no está incluida.

Estamos en un sueño si...
  1. Podemos respirar con nariz y boca tapadas.

  2. Nuestro reflejo en un espejo no coincide completamente con nuestro reflejo real.

  3. Nos encontramos en una situación extraña y no podemos decir cómo hemos llegado a ella.

  4. Tenemos más de cinco dedos.

  5. Los carteles cambian cada vez que los leemos.

  6. Al mirar el reloj dos veces consecutivas, la hora no coincide.

  7. La luz sigue encendida por más que pulsemos el interruptor.

  8. Poseemos "poderes psíquicos".

  9. Los bordes de los objetos son borrosos o están mal definidos.


Podéis encontrar una descripción detallada de cada una de estas condiciones en la página de Javier Malonda antes citada. Personalmente, me llama la atención que no aparezca esa que todos aprendemos de pequeños: "Estamos en un sueño si, varias veces después de ir al servicio, seguimos teniendo ganas de orinar, o, lo que es peor, nos despertamos empapados"

lunes, 15 de marzo de 2010

La tía Tula (reseña dejada en google books)

En mi instituto tenemos la costumbre de hacer que los alumnos de cuarto de la ESO lean "clásicos" del siglo XIX y XX relacionados con la época de la literatura que están estudiando. Normalmente, cada trimestre hay un libro asequible, común para todos, y otro a elegir entre varios de distintas dificultades.

Entre los libros a elegir de estre trimestre había dos de Unamuno, y como soy un chico poco aplicado dejé su lectura para el final, de forma que (al igual que mis alumos) los he leído este fin de semana. Ahora que ya han hecho su examen, he dejado en mi página de Google Books una breve reseña de La tía Tula que podéis leer también bajo estas líneas.
La tía Tula es uno de los libros más leídos de Miguel de Unamuno, quizá más que "Niebla" o "San Manuel Bueno, Mártir", a pesar de que (o quizá gracias a que) los anteriores suelen ser lecturas ...
Más recomendadas en los planes de lectura. El propio Unamuno achacaba su éxito a la existencia de una legión de mujeres lectoras que se identificaban con la protagonista; en los tiempos actuales, sería más complicado atribuir su éxito a dicha circunstancia.
El tema es muy curioso: una mujer no duda en que sacrificar su sexualidad a cambio de criar los hijos de su hermana, a pesar de que tiene pretendientes en su juventud, y a pesar de que también se le ofrece la posibilidad de convertirse en esposa legítima del padre de sus sobrinos. Tula, movida por una extraña frigidez que es más bien rechazo al macho, se quedará soltera, pero, como ella dice, no "para vestir santos", sino para vestir niños.
Esta defensa de la mujer soltera es muy revolucionaria para su época, pero ha quedado muy anticuada hoy en día. ¿Qué mujer (o qué hombre) renunciaría a su vida de pareja a cambio de criar a unos niños que no serán sus herederos biológicos, aunque sean sus herederos espirituales? Sin embargo, el libro se puede leer aceptando la convención de ficcionalidad y situándose en el corazón de una mujer que realiza tan extraña elección. Eso nos permite leer la obra como una magistral pintura de personajes, aunque centrada (como casi siempre sucede en el catedrático de Salamanca) en un solo aspecto de la personalidad.
Y es curioso que, en mi caso, la lectura de este libro haya coincidido con la de "Cinco horas con Mario", otra descripción de la personalidad femenina, muy posterior, y trazada en dirección opuesta. Todo lo que hay de vitalidad en la obra del recientemente fallecido Delibes es aquí tipo, figura, o acción. Y, sin embargo, la mujer de Unamuno es mucho más vital que la del vallisoletano.

viernes, 12 de marzo de 2010

Delibes...

Justo cuando me da por releer "Cinco horas con Mario", me entero de la muerte de Delibes, maestro de ese estilo llano del que suele nacer la mejor prosa castellana.

Hijo de hombre, voy a quitarte de repente lo que hace tus delicias, pero no te lamentes ni llores, no derrames una lágrima. Suspira en silencio sin llevar luto por el muerto; ponte el turbante en la cabeza y calza tus pies, no te cubras el rostro ni comas el pan del duelo(*) y no es por dármelas de adivina, Mario, pero cuando murió tu madre y te vi tan campante, como si nada, me di cuenta del orgullo que te recome. Y la pánfila de Esther todavía: "tu marido tiene una gran dignidad en el dolor" [...] Dignidad en el dolor, ¿qué te parece? También son ganas de trabucarlo todo.




(*) La cita bíblica es de Ezequiel 24, 15

jueves, 11 de marzo de 2010

Seis años

A veces pienso que con el diálogo no se arreglan los problemas,
y que hay que recurrir siempre a la violencia.

Rezad por que encuentre el buen camino.

martes, 9 de marzo de 2010

Violencia

Escribo estas entradas de manera programada, así que a la hora de escribirlas ignoro si la entrada anterior habrá suscitado reacciones. Supongo que sí, pero quiero seguir con el tema.

Lo que realmente se conmemora es la libertad de las mujeres, más que su igualdad. La igualdad, a mi modo de ver, no es sino un punto de partida para poder disfrutar realmente de esa libertad que la sociedad actual ofrece: libertad para trabajar, libertad para pensar, libertad para hablar, libertad para circular, libertad para disponer del propio cuerpo.

Durante siglos, la libertad fue cosa de hombres —obviamente, no de todos los hombres, ni de los que en principio nos parecerían más libres—. Sólo a principios del siglo XX estuvo occidente maduro para que comenzara a cambiar la situación. Y es cierto que quedan cosas que hacer, pero también lo es que se ha cambiado mucho.

Y, sin embargo, todavía quedan quienes tratan a la mujer como a un animal. Sigue habiendo quienes, desde el andamio o en un corro de machos en celo, arrojan soeces comentarios e incluso llegan a justificar la violación con argumentos salidos de la testosterona. Sigue habiendo quienes (previo viaje al extranjero o sin necesidad de él) casan a sus hijas antes de que éstas tengan edad para imponer su criterio. Y hay quienes humillan, con la violencia física, pero también con la psicológica, en lo que unas veces es un trabajo de erosión, gota a gota creando un surco de desprecio, y otras una explosión de brutalidad incontenida.

No sé si realmente habría que hablar en estos casos de violencia contra las mujeres. Es violencia del que se cree fuerte contra el que se cree débil. El pulcro caballero de la corbata que dedica unas palabras obscenas a la mujer que acaba de abandonar su despacho insonorizado, dedicará similares pensamientos a sus subalternos o amigos. Quien golpea a escondidas a su mujer, usará la misma violencia en las mismas condiciones de poder y anonimato. Por eso es tan importante la denuncia.

Porque la denuncia hace libres a esas mujeres. Libres del grillete impuesto por quien cree que debe decidir por ellas.

lunes, 8 de marzo de 2010

Día de la mujer trabajadora - Trabajo femenino (y masculino)

Que este día se dedique a la mujer trabajadora tiene algo de engaño. Lo que ha conquistado la mujer (donde ha conquistado algo, y sabiendo que todavía hay que dudar si entre ese territorio se encuentra España) es otra cosa. Trabajar, lo que se dice trabajar (es decir: sufrir —la palabra española es fiel a la biblia en equiparar labor y tripalium) siempre ha trabajado. Como muestran los datos de países del tercer mundo en que sigue el esquema social del siglo XIX, la mujer es y ha sido mano de obra barata en el campo, en la fábrica, en el mercado y en casa: otra cosa es que alguna vez se le haya pagado por ello.

No celebramos el trabajo femenino, sino la liberación de la mujer. El trabajo es una pequeña esclavitud; pero el salario (ese salario que tradicionalmente ingresó el padre o el marido) permite una cierta independencia: la sensación de que en caso de ruptura se poseerán medios para iniciar una nueva vida.

Supongo que las feministas me apalearán por lo que voy a decir, pero la idea occidental del trabajo femenino es una idea burguesa (y, como bien dijo Marx, son las ideas del grupo dominante las que quedan para el recuerdo). Pongamos, por ejemplo, un personaje galdosiano: Tristana. Muchos hacen una lectura feminista de la novela homónima y consideran que en ella se defiende la independencia de la mujer. Pero ¿qué independencia?

Las profesiones que se propone desempeñar la protagonista son empleos burgueses, como el de maestra. En ningún momento se le ocurre servir, o vender en la plaza (profesiones ambas que aparecen en esta y otras novelas del mismo autor). ¿Trabajar en la tabacalera, como los personajes de la Pardo Bazán? Ni pensarlo. El problema es que se busca un oficio decente.

Valiente problema el de la decencia, pues hay trabajos que parecen decentes pero no lo son tanto: ¿Es decente atender llamadas? ¿Es decente conducir un taxi? ¿Es decente ser periodista? ¿Es decente trabajar en la banca? Tripalium, todo tripalium. Lo decente, lo verdaderamente decente, es —sigue siendo— tener un capital y ponerlo a trabajar, mientras se nos llena la boca con grandes palabras sobre el mal estado de la economía y la pereza de los asalariados. Pero eso, lamentablemente, queda demasiado lejos de nuestro alcance. Del de los hombres, y del de las mujeres.

domingo, 7 de marzo de 2010

Abandonando haloscan...

Dado que haloscan se ha transferido a echo, que es un servicio de pago, he decidido abandonar el uso de comentarios halo (que, por otro lado, casi nadie usaba: sólo había unos trackback de etanisla y un comentario de Horacio Bouan).

Los comentarios y trackbacks almacenados en la copia de seguridad que me ha proporcionado ECHO los he incorporado como comentarios en mis artículos, añadiendo la fecha original.

Sobre la elección de navegador en Windows

Supongo que habréis notado que una de las últimas actualizaciones de Windows consiste en la creación de un enlace a la página www.browserchoice.eu, donde el usuario puede elegir su navegador, de forma que éste no sea necesariamente internet explorer. Si leéis la declaración de privacidad, veréis que esta decisión obedece a la resolución de un conflicto sobre competencia en que la Unión Europea obligó a la empresa de Redmont a ofrecer a sus clientes acceso a los navegadores de la competencia.

Sin embargo, la solución se me aparece un poco absurda. En primer lugar, hasta que el usuario no tiene Internet Explorer instalado, no puede acceder a la página web de donde se descargan los navegadores, por lo que la cuestión de fondo (si ya tengo un navegador, ¿para qué quiero otro?) sigue sin resolverse. [Está claro que si la alternativa es considerablemente mejor, los usuarios cambiarán de navegador, como sucede en la ofimática en la competencia entre works y office; pero la resolución del tribunal europeo de la competencia se basaba en la incorporación de un navegador por defecto.]

En segundo lugar, aunque Internet Explorer puede desinstalarse (según lo que dice la página: la verdad es que siempre que he ido a desinstalarlo de un ordenador, la cantidad de amenazas emitidas por Windows era suficiente para desanimarme), el motor de internet explorer seguirá en el equipo (lo cual es lógico, puesto que varios de los navegadores ofrecidos requieren el motor de explorer).

Y en tercer lugar, está el problema de que en la página son todos los que están, pero no están todos los que son. Por ejemplo, me llama la atención la ausencia de multivalent (un navegador escrito en java con soporte nativo para DjVu, PDF y otros formatos de libro electrónico) o lynx, el navegador en modo texto. Y son precisamente estos navegadores minoritarios los que necesitarían cierta "protección", no Chrome (publicitado en cada visita a Google) ni Firefox (presente en muchos medios de comunicación, y heredero del navegador que levantó la liebre contra Microsoft, el viejo Netscape Navigator), ni Safari (incluido por defecto en Mac OSX).

En definitiva: una solución insatisfactoria para un problema que, en todo caso, tiene difícil solución.

lunes, 1 de marzo de 2010

Sugerencia: Opción en el menú para ver todos los artículos sin etiquetar.


Acabo de hacer mi primera sugerencia en el foro de blogger: que se añada una opción en el menú para ver todos los artículos sin etiquetar. Si queréis hacer presión, podéis hacerlo en el foro de blogger...

sábado, 27 de febrero de 2010

Y, si sólo queréis tipografías...

Si no queréis usar un generador de caligrafías pero os interesan las tipografías usadas en ella, podéis usar las siguientes páginas:
  • Categoría Script>School en dafont.com (obsérvese que no todas las tipografías con acentos tienen otros caracteres necesarios, tales como los signos de interrogación).
  • La Página de Antonio Moreno contiene también un buen repertorio de tipos de letra escolares, pero no ofrece previsualizaciones.
  • Massallera es un tipo de letra diseñado para las caligrafías catalanas. Es el que se usa en casi todos los generadores del artículo anterior.
  • Will Software tiene un paquete caligráfico para word consistente en un tipo de letra con ligaduras y un programa para Word que elige las ligaduras según se escribe. También se puede descargar de la página web de Pelikan (Si no funciona, buscar en Google Schulschriften Pelikan)
  • Edición 3/11/2011: Otro repertorio de tipos de letra es Página de Educación Especial en el CEFIRE de Torrent/Utiel

Generadores de caligrafía



Llevaba tiempo buscando la manera de hacer caligrafías a medida para alumnos con muy mala letra o con baja motivación (a algunos alumnos, las tareas repetitivas y simples como la caligrafía les motivan bastante), y de repente un compañero de profesión me descubre que no tengo que buscar extraños tipos de letra ni descargar complicados programas de elección de ligaduras, sino simplemente buscar un generador de caligrafías en Google.

En este artículo comentan varias posibilidades (si bien todas enfocadas a la letra más infantil):
Generador de Caligrafía (CP Soto de la Vega)
Permite crear hojas de ejercicios caligráficos con varios tipos de pauta y dos tipos distintos de letra (Massallera y MeMima). El texto permitido puede ocupar varias líneas. (Edit: En la versión en mclibre se añaden un par de funciones)

Generador de Caligrafía (Educalandia)
Permite crear hojas de ejercicios caligráficos con letra punteada (Mamut-Punteada) o sólida (Massallera). Está limitado a 32 caracteres. En mis pruebas, no pareció funcionar.

Caligrafía (OleSur)
No es configurable: permite hacer ejercicios caligráficos con letra Edelfontmedregula, limitado a 30 caracteres. Permite las tildes, aunque la página diga lo contrario.

viernes, 26 de febrero de 2010

Word te pide una contraseña?

Le ha ocurrido a mi padre esta mañana, y creo que es lo mismo que un vecino me pidió que arreglase el otro día. De repente, Word le ha pedido una contraseña. Es la contraseña de activación de la Demo de 60 días. Pero, claro, esa contraseña es para... ¡Ay, Dios mío, que ahora se me abre la Demo de Word 2007 en lugar de mi Word 2000! ¡Malditas actualizaciones críticas!


Si alguien más transfirió su viejo Ms Office 97/2000/2002/2003 (puede que incluso suceda con paquetes ofimáticos de terceros, como OpenOffice) a un ordenador nuevo que traía preinstalada la demo de Ms Office 2007, y ahora de repente se le ha activado una versión de Word con menús "distintos" y un cuadro de diálogo que pide una contraseña, puede hacer lo siguiente:
  1. Ejecutar su viejo Office desde el menú inicio, en lugar de hacerlo clicando sobre los documentos. El programa tratará de auto-arreglarse.
  2. Clicar con el botón derecho sobre el documento, y elegir "Abrir con...". Ahí, elegir como opción predeterminada el Office que nos interesa.

jueves, 18 de febrero de 2010

Animaciones de Oscar...

Hace unos días, Periodista Digital publicó un artículo con enlaces a versiones en youtube de los cortometrajes de animación candidatos al Oscar (recordemos que uno de ellos es español). Sin embargo, entre la lentitud de youtube, su falta de calidad y el hecho de que, a menudo, los cortos subidos no son "oficiales" y, por tanto, son borrados a petición de la productora, la experiencia resulta un poquito frustrante.

Por eso, os incluyo aquí los enlaces a algunas páginas oficiales...
  • The Lady and the Reaper, del español Javier Recio, es una delirante persecución entre los médicos y la muerte. No me acaba de gustar su estética, pero lo cierto es que es muy divertido.

  • French Roast muestra a un caballero que, a la hora de pagar su café, se da cuenta de que no lleva un céntimo. Sobre uns situación tan tonta, se construye una trama divertidísima.

  • Granny O’Grimm’s Sleeping Beauty (en HD 720p en Youtube) es una divertida historia protagonizada por una abuela que se dedica a contar terroríficos cuentos a su nieta. La mezcla de animación 3d y 2d para diferenciar el marco narrativo y el relato enmarcado resulta muy interesante.

  • Logorama es un curioso corto en el que todo el paisaje está realizado con logotipos de diferentes marcas. La idea es interesante y original; sin embargo, narrativamente deja mucho que desear (al menos lo que se puede previsualizar en la página).

  • A Matter of Loaf and Death es un corto de Wallace y Groomit, personajes suficientemente conocidos como para que su creador no ha considerado necesario poner la película en internet (en el enlace que da periodista digital hay descargas, pero tienen pinta de ser piratas). En la página oficial podéis ver un trailer.